Zonas con menor riesgo sísmico para vivir en la CDMX

Sep 17, 2019 1:34:19 PM

zonas-menor-riesgo-sismico-cdmx

Septiembre ha dejado huella en la memoria de México. En dos ocasiones, hemos sido testigos de sismos que, más allá de afectar estructuras, casas o edificios, han dañado la estabilidad emocional y económica de muchos mexicanos.

Estos siniestros han provocado una gran incertidumbre respecto a la seguridad de los inmuebles, así como dudas sobre las zonas sísmicas y sus riesgos, especialmente en aquellas personas que quieren construir un patrimonio familiar y buscan comprar una casa o departamento en la Ciudad de México. 

Pensar en esta situación hace que surjan muchas preguntas:7 tips para ahorrar al comprar casa

  • ¿El inmueble que me venden es seguro y puede resistir los temblores?
  • ¿Perderé mi inversión si mi casa se cae durante un temblor?
  • ¿En qué zonas puedo sentirme más seguro de invertir mi dinero?
Zonas seguras

Aunque es imposible asegurar que un lugar es cien por ciento seguro, diversos análisis han determinado que sí hay un mayor riesgo en ciertas zonas. Esto se debe al tipo de suelo.

La CDMX cuenta con tres tipos de suelo: zona del lago, zona de transición y zona de lomas. A decir de especialistas, la onda sísmica se intensifica en la primera; por lo tanto, es más probable que las construcciones ubicadas en ésta sean las más vulnerables a sufrir daños.

Las delegaciones Magdalena Contreras, Álvaro Obregón y Cuajimalpa ocupan el primer lugar de las zonas más seguras. La razón es simple: se asentaron sobre el volcán San Miguel, es decir, en estas delegaciones el suelo está conformado por derrames de lava, según un mapa geológico elaborado por Protección Civil.

Otras delegaciones, como Tlalpan, Milpa Alta y Xochimilco se encuentran sobre lava porosa y derrames de lava basáltica, que forman parte de la Sierra de Chichinautzin, por lo que también tienen menor riesgo.

Zonas inseguras

Como mencionamos anteriormente, las zonas ubicadas sobre antiguos lagos son las que presentan un mayor movimiento sísmico, como las delegaciones Cuauhtémoc, Gustavo A. Madero, Venustiano Carranza, Iztapalapa, Iztacalco y Tláhuac.

Es importante entender que, a pesar de que algunas regiones son más seguras, ninguna está exenta de riesgos. De hecho, los temblores pueden sentirse igual de fuertes. Por ejemplo, la zona sur es mucho más firme, pero se ha visto afectada por sismos más profundos.

“No son sismos que provengan de la zona de subducción directamente, como fue el sismo del 85, son más bien sismos que provienen de la placa de Cocos, que ya está bajo la [zona] norteamericana. Esa placa se sigue fracturando y ocurren sismos a profundidades de hasta 70 kilómetros, que pueden estar bajo el estado de Puebla, la parte norte del estado de Guerrero [y] al norte del estado de Michoacán”, explicó Víctor Espíndola a Propiedades.com, jefe de Análisis e Interpretación de Datos Sísmicos del Servicio Sismológico Nacional.

Recomendaciones

Además de pensar en el tipo de suelo, es importante asegurarte de que el inmueble de tu interés está en buenas condiciones. Toma en cuenta las siguientes medidas de prevención.

  1. Investiga sobre los materiales de construcción utilizados. De igual forma, es importante cerciorarse de que el inmueble se construyó bajo el cumplimiento de especificaciones técnicas —niveles permitidos para el tipo de construcción, si tiene buena cimentación, el grosor en pulgadas de las varillas, entre otras—.
  2. Revisa documentos importantes del inmueble. En las escrituras puedes encontrar todos los antecedentes de la casa o departamento; mientras que en la cuenta predial y ficha catastral puedes ver qué uso de suelo tiene, cuántos metros cuadrados abarca y el número de pisos que debería tener la construcción.
  3. Observa el inmueble desde una postura crítica. Procura revisar cada grieta y fisura en las paredes del inmueble. Las fracturas diagonales son las que demuestran daño estructural grave —ver a través de ellas es señal de daños significativos—.
  4. Acércate a profesionales. Un asesor inmobiliario puede ofrecerte recomendaciones sobre dónde comprar, cómo comprar y por qué comprar. Si a pesar de ello tienes dudas, solicita la asesoría de un experto en construcción.
  5. Contrata un seguro. Si vas a comprar el inmueble a través de un crédito hipotecario, asegúrate que éste incluya un seguro contra siniestros. Si no es así, contrátalo.

Para Smart Lending es muy importante tu seguridad y el bienestar de tu familia. Nuestro crédito hipotecario incluye un seguro contra daños por temblores u otros fenómenos meteorológicos*, sin olvidar que durante el avalúo contarás con asesoría personalizada para advertirte sobre posibles riesgos ligados al inmueble.

Si estás pensando en comprar casa, hazlo con seguridad y en poco tiempo. Descubre cuánto te prestamos en sólo 3 minutos.

Descubre cuánto te prestamos

 

* Otorgado bajo convenio expreso   ** Consulta Términos y Condiciones