Inmueble nuevo o usado, ¿qué me conviene más?

La decisión fue tomada: estás a punto de comprar una casa. La idea de adquirir un inmueble nuevo suena más tentadora que elegir una casa “vieja” o usada, ¿cierto? Aunque así parezca, nuevo no es sinónimo de mejor.

La principal ventaja de un inmueble nuevo es el precio de venta. Por lo regular, es de menor costo y se da la facilidad de pagar en cuotas el total del valor nominal —por lo que es común dar un pago inicial de acuerdo al avance que tenga la obra (preventa)—. ¡Ojo! También es cierto que una casa nueva en la misma zona, puede llegar a costar hasta 20% más que una propiedad usada.

Otro beneficio que salta a la vista es la posibilidad de elegir el piso y la orientación del departamento, al existir un mayor número de ofertas disponibles.

Entre los puntos negativos que existen destacan los siguientes:

  • Resultado real diferente al que se mostraba en el render.
  • Contratiempos en la entrega del inmueble ya terminado.
  • Valor final distinto, debido a variaciones en los costos de producción.

¿Me conviene más un inmueble usado?

La ventaja de comprar una casa o departamento previamente habitado es que está listo para utilizarse. Esto supone otro punto a favor: rentabilidad inmediata, en caso de que quieras ponerlo en alquiler si esa es tu meta —o compartir con roomies, si adquiriste el inmueble a través de un crédito hipotecario—.

Además, los departamentos de segunda mano no se desvalorizan si llegasen a caer los precios en el mercado de bienes inmuebles, según especialistas en el tema.

Una clara desventaja de comprar un departamento usado es que su precio de venta suele ser más alto. Las razones de este costo elevado pueden ser: la ubicación —si es céntrica o no—, la revalorización a través de una remodelación, el tamaño y la calidad de los materiales con los que fue construida.

Recomendaciones
  1. Precio de venta. Comprar un inmueble en plena construcción, lo que se conoce como preventa, reducirá el costo entre un 15 y 30%, en comparación con un inmueble ya terminado. Ese descuento dependerá de la etapa en la que hagas el contrato de compra. En caso de ser usado, puedes recibir un descuento por detalles ligados al edificio o si la propiedad necesita reparaciones. Toma en cuenta que esas reparaciones pueden ser muy caras, incluso podrían superar el monto de descuento principal.
  2. Decoración y diseño. Algunos proyectos de desarrollo habitacional permiten elegir el tipo de acabado, el piso, el material de los closets, entre otros elementos decorativos. Al adquirir una vivienda de segunda mano tendrás que adaptarte a la distribución del espacio y diseño interior, en especial si no piensas destinar un presupuesto para la remodelación del inmueble.
  3. Frecuencia del mantenimiento. Un departamento totalmente nuevo, que nunca ha sido habitado, no necesitará mantenimiento estructural hasta pasados cinco o 10 años de uso. A diferencia de éste, el usado puede requerir mantenimiento con mayor frecuencia.
  4. Amenidades y servicios. Actualmente, los edificios destinados a la residencia familiar ofrecen opciones de entretenimiento en sus servicios y áreas comunes: alberca, cancha de usos múltiples, gimnasio, salón de fiesta, entre otros. Por su parte, las edificaciones antiguas raramente tienen estos atractivos servicios.
  5. Legalidad del inmueble. Antes de comprar un departamento nuevo, es importante que averigües quién es la desarrolladora y si tiene buena reputación ante la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco). Si está en orden, revisa muy bien el contrato de compraventa, especialmente las características del inmueble, la fecha en que te será entregado y las sanciones, en caso de que hubiese una falta por ambas partes.
¡Consejo!

Por muy atractiva que sea la oferta, no te dejes llevar por la tentación de comprar. Adquirir un inmueble es una decisión muy importante, en especial si lo harás a través de un crédito hipotecario, es decir, si pagarás dicho inmueble por más de 20 años.

Si es tu caso, la rapidez en la aprobación de un crédito hipotecario te permitirá apartar el inmueble para no perderlo por una mejor oferta, independientemente si es nuevo o usado. Si aún no tienes un inmueble previsto, es recomendable conseguir la aprobación para saber qué tipo de inmueble debes buscar según tus posibilidades de pago.

En Smart Lending puedes estrenar casa en menos de un mes. Pre-apruébate en sólo 3 minutos y descubre cuánto te prestamos.

pre aprueba crédito hipotecario

 

 

*Consulta Términos y Condiciones

Tags:
Leave a Comment