5 consejos para lograr una mudanza rápida y eficiente

¿Estás a punto de mudarte y no sabes por dónde comenzar? Lo primero que debes hacer es tener calma y recurrir a la mejor aliada del cambio: la planificación. Organizar cada movimiento, antes, durante y después de la mudanza, será la mejor manera de prevenir contratiempos y problemas durante esta importante transición.

Antes comenzar a mover cosas o empacar objetos…

  • Define el día de tu mudanza y reserva el transporte que usarás con antelación.
  • Consigue el material que vas a necesitar, como cajas de cartón, bolsas de buen tamaño, papel periódico, empaque de burbuja, hule espuma, cinta adhesiva, un marcador y etiquetas para marcar las cajas. 

¡A empacar!

Si ya tienes todo lo que necesitas para guardar tus pertenencias, sigue estas recomendaciones y agiliza el proceso de empacado.

  1. Deshazte de las cosas que no necesitas. El primer paso es tirar o donar todo lo que ya no te gusta y no vas a utilizar. Infórmate sobre organizaciones o empresas que se encarguen de recolectar ropa, muebles o juguetes. 
  2. Solicita la ayuda de tus amigos y familiares. A menos que contrates el camión con personal especializado, tu mudanza requerirá muchas manos. Acércate a tus seres queridos y pide su apoyo.
  3. Sigue un orden para guardar tus cosas. Realiza el embalaje cuarto por cuarto, etiquetando cada caja con una descripción concreta de su contenido y la habitación a la que va dirigida. De este modo, las personas que te ayuden podrán saber dónde colocar cada paquete. 
  4. Etiqueta las cajas que contienen objetos frágiles para que sean manejadas con cuidado. 
  5. Llena las cajas para que tus cosas no reboten al interior —de los objetos más pesados a los más livianos—. Si no logras llenarlas con objetos, utiliza hule espuma o periódico, en especial si contienen piezas frágiles.

¡Ojo! Por más segura que parezca la mudanza, no te despegues de tus objetos valiosos, como joyas, pólizas de seguros, documentos legales, etcétera. Siempre llévalos contigo y trasládalos personalmente.

¿Qué hacer después de la mudanza?

Es importante que notifiques el cambio de domicilio a bancos y tiendas donde tengas cuentas, con la finalidad de que te envíen la correspondencia a tu nuevo hogar. No olvides actualizar toda tu documentación oficial —INE, licencia, entre otros— y contratar los servicios en la nueva vivienda. 

Recuerda que todo cambio requiere tiempo y paciencia para lograr resultados efectivos. Las mudanzas pueden ser estresantes y agotadoras, pero valen la pena cuando se trata de vivir nuevas experiencias en un nuevo hogar.

Si estás cansado de pasar de un lugar a otro —o de las rentas y los contratos de arrendamiento—, analiza tu situación financiera y reflexiona sobre la idea de tener un hogar propio. Con Smart Lending puedes lograrlo en menos de un mes.

Con un proceso 100% online, rápido y sin compromisos, puedes disfrutar de tu última mudanza y formar un patrimonio familiar. ¿Te gustaría saber cuánto te prestamos para comprar la casa de tus sueños?

 

 

*Consulta Términos y Condiciones

Tags:
Leave a Comment